Publicado el Deja un comentario

Los tiempos de cocción de la barbacoa

Barbacoa Portaitl de pellet

Es uno de los mayores quebraderos de cabeza cuando nos ponemos frente a la barbacoa: ¿estará hecho? Una duda que nos obliga, en ocasiones, a estropear la pieza (clavándole el cuchillo para ver si está correctamente cocida en su interior) y, en otras, a devolver a la barbacoa el ingrediente una vez hemos hecho un primer intento de comérnosla.

Pues bien: para evitar esos pequeños momentos de frustración, no hay como saber qué tiempo exactamente y detalles de cocción requiere cada tipo de alimento en la barbacoa. Una manera fantástica de poder cocinarla en su punto justo (ni quedarnos cortos ni estropear la carne, deshidratándola más de la cuenta) y de disfrutar del encuentro como se merece.

Así que, si el otro día insistíamos en la importancia del orden como clave de una barbacoa perfecta, hoy incluimos en esa planificación algo igual de fundamental: el reloj.

UN TIEMPO PARA CADA INGREDIENTE EN LA BARBACOA

Tampoco es cuestión de cronometrarlo, pero sí es importante que tengamos en cuenta una referencia de tiempo para cada tipo de alimento. De esta manera, no solo podremos darle el punto justo sino que, además, podremos disfrutarla como merece.

Aunque una barbacoa admite casi cualquier alimento, en este post os presentamos algunos de los más comunes pero, también, algunos de los olvidados y que suponen un auténtico manjar si decidimos cocinarlos así:

  • Cerdo: es uno de los protagonistas absolutos de la barbacoa en cualquiera de sus formas de estar preparado. Morcilla, chorizos, costillas o lomo son algunas de las piezas preferidas para la barbacoa. Su tiempo medio de cocción son los 10 minutos, y lo más recomendable es mantenerlo a entre 10 y 15 centímetros de distancia de las brasas.
  • Pollo: otro de los habituales que, además, en el caso de que decidamos adobarlo gana mucho sabor gracias a la cocción en barbacoa. Para poder disfrutarlo en su justo punto, lo ideal es cocinarlo 10 minutos por cada lado.
  • Verduras: aquí la cosa se complica, tanto como el número de verduras que podemos cocinar en la barbacoa. En el caso de los pimientos el tiempo de cocción es breve (de 1 a 2 minutos), algo que también sucede con otras verduras como el calabacín o el tomate (que solo requiere entre 3 y 4). Sin embargo, otros vegetales como la berenjena o los espárragos (7 minutos), la cebolla (mínimo 5 minutos) o los puerros (cerca de 10 minutos) requieren algo más de tiempo. Es importante tener esto en cuenta si decidimos cocinarlos en brochetas, mezclando distintos tipos de verduras ya que tendremos que sacrificar el tiempo de cocción de unas en detrimento de otras.
  • Ternera o buey: otra de las carnes estrella de la barbacoa que, además, no requiere más de 5 minutos para estar lista si se es amante de la carne al punto, y un máximo de 10 si la preferimos más hecha.
  • Cordero: aunque es menos utilizado en las barbacoas, lo cierto es que son un aliado de las brasas ya que gracias a su grasa característica podemos disfrutar de su textura crujiente. Si optamos por las chuletillas o piezas similares, el tiempo ideal son 5 minutos por cada lado.

PESCADOS, MARISCOS Y FRUTAS: LOS OLVIDADOS DE LA BARBACOA

Queremos hacer una mención especial a esos alimentos casi olvidados en la barbacoa que, sin embargo, son deliciosos ¡y también pueden cocinarse en ella!

Empezaremos con los pescados que son, quizás, la opción más habitual y de la que se suele tener más dudas a la hora de incluirlos en nuestro menú de barbacoa. Curiosamente y dadas las características de este tipo de cocción, los pescados más adecuados para cocinar son los más grasos (independientemente de que la barbacoa sea con brasa o con gas). Así salmón, atún o bonito son las tres elecciones perfectas para ser cocinadas sin perder sabor ni textura.

Pescados a la barbacoa

En el caso de los mariscos como las gambas, los langostinos, el pulpo o la sepia lo ideal es tenerlos poco tiempo en la barbacoa. Esto se debe, fundamentalmente, a su alto contenido en agua y a que este tipo de cocción hace que rápidamente estén listos para comer (mientras que si nos pasamos de tiempo, habrán perdido parte de su gracia). Un consejo: por este mismo motivo, es más que interesante engrasar ligeramente con aceite las piezas antes de colocarlas en la barbacoa. De esta forma, lograremos cocinarlas mejor y evitar esa pérdida de agua que puede llegar a estropearlas.

Frutas en la barbacoa

Y ¿por qué no utilizar la barbacoa, también, para el postre? Porque, aunque es poco común, resulta que es perfecta para preparar algunas frutas de temporada que podemos disfrutar con ese sabor tan particular de la barbacoa ya sea en rodajas (como la piña o el plátano), abiertos por la mitad (como es el caso de los melocotones) o en brochetas. Otro consejo para un postre delicioso (que podemos acompañar, por ejemplo, de helados): si optamos por azucararlas levemente antes de colocarlas sobre la barbacoa (en el caso de la piña, más que azúcar lo ideal es aceite vegetal de sabor suave), lograremos que se caramelicen con el calor.

Fuente: verdecora.es

Summary
Los tiempos de cocción de la barbacoa
Article Name
Los tiempos de cocción de la barbacoa
Description
Los tiempos de cocción de la barbacoa
Author
Publisher Name
BBT GRILL
Publisher Logo
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *